Noticia

ÁNGEL ROSA RECHAZA EL PLAN REPUBLICANO


San Juan,PR  (25 de marzo 2016) – El aspirante a Comisionado Residente por el PPD, Ángel Rosa, rechazó enérgicamente el borrador de propuestas presentado ayer por la mayoría del Partido Republicano (GOP) en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos.   «El plan propuesto por los republicanos en el Congreso es una afrenta a la democracia. Ningún ciudadano que se respete, puede aceptar tal acción. Es un intento descarado de usurpar los derechos democráticos de nuestra gente para entregar a Puerto Rico a quienes financian las campañas congresionales», expresó el también senador popular.

Según el resumen de la propuesta republicana dado a conocer ayer, se propone una junta de control fiscal cuyos miembros serían nombrados por el presidente de los Estados Unidos, pero operaría como una entidad dentro del Gobierno de Puerto Rico. La junta no estaría sujeta al control del Gobernador o la Asamblea Legislativa. Igualmente, la propuesta no contiene ninguno de los elementos fundamentales que han recomendado algunos expertos locales y externos para ayudar a Puerto Rico a salir de la crisis y reestructurar su deuda.

«Lamentablemente no contiene ninguna acción que promueva el crecimiento económico y que permita un marco legal estructurado para resolver la crisis de la deuda. La mayoría republicana del Congreso está comportándose en esto como el Perro del Hortelano – no resuelven, ni dejan resolver. Este plan es el resultado de tener un comisionado residente que utiliza su puesto como trampolín para aspirar a la gobernación y no defiende los intereses de los puertorriqueños en Washington», añadió Rosa.

Rosa aprovechó la oportunidad para reafirmar una solución, que favorece el presidente del PPD, David Bernier, para resolver el problema de la crisis de la deuda.

«David y yo entendemos que la solución para remediar la crisis de la deuda está en sentarnos a la mesa con los acreedores y negociar una moratoria de los pagos del principal de la deuda por cinco años, pagando sólo los intereses. Eso nos permitiría inyectar unos $2.5 billones a la economía en actividades estratégicas que promuevan el crecimiento económico. Personalmente he conversado con varios grupos de acreedores y ellos están dispuestos a negociar. Lo ideal en esta alternativa sería lograr un acuerdo que transcienda líneas partidistas y permita la unidad del liderato local para el desarrollo del país», resaltó el también doctor en ciencias políticas y economía.

Rosa, culminó aclarando que favorece una junta de supervisión fiscal para el monitoreo de gastos gubernamentales, pero se opone a una junta de control que quite derechos a los puertorriqueños. Estableció que «la propuesta republicana es una junta de control agrandada que llevaría a Puerto Rico al siglo 19, cuando Puerto Rico era controlado desde Washington sin ninguna participación de los puertorriqueños”.
####

 

Anuncios

Deja un comentario