Noticia

¡Ay Abuela!

Por: Mayra Rosa

Dicen que Recordar es Vivir y vivir dos veces… Cuando  algunas veces he retrocedido en el tiempo no he podido evitar sentir nostalgia por mi niñez y adolescencia porque no existían responsabilidades, ni preocupaciones, ni ajoros y el tiempo parecía ir más despacio.  Nos daba tiempo para la escuela, la comida, las asignaciones y para salir a jugar con nuestros amigos.   Creo que por eso es que al más minímo recuerdo llegan uno tras otros muchísimos más de una de las épocas en que posiblemente más paz y alegría sentíamos.

Hoy recuerdo a esas abuelas y madres con sus letanías y manias!  Aquí algunas  de ellas y creo que  la mayoría de los que me leen estarán de acuerdo:

  • No podías abrir la nevera cuando llegabas de la calle porque te «pasmabas»
  • No podías bañarte  luego de comer porque hacías mala digestion y que ni se te ocurriera pedir permiso para meterte en una piscina o playa luego de comer.  Tenías que esperar una hora!!!! y era la hora más lenta de tu vida.
  • No podías salir en la noche porque si cogías sereno te enfermabas.
  • Si te daba fiebre, no había quien te librara del baño de alcoholado y si tenias la nariz tapada te «embadurnaban»de Vicks que no podías ni abrir los ojos.
  • Desde el primero de diciembre  empezaba la cantaleta de que  » si no te portas bien no vienen los Reyes Magos»
  • El 24 de diciembre y el 5 de enero te tenías que acostar con las gallinas o no llegaba Santa Claus ni los Reyes.
  • El Viernes Santo no podías poner música alta, no podías  hablar alto, no se podia martillar y solo veías películas con historias religiosas durante todo el día.
  • No pódías interrumpir una conversación de mayors porque «los niños hablan cuando las gallinas…»

Y así como estas muchas otras  que a pesar de encontrarlas en su tiempo fastidiosas, al recordarlas no podemos más que pensar que estas madres y abuelas no hacían más que cuidarnos e inculcarnos valores, lo que hicieron para muchos de nosotros que   nuestra niñez fuera tiempo lleno de cariño y cuidados.

A través de esta columna compartiremos recuerdos  de un tiempo más simple donde los niños  teníamos tiempo para ser niños y disfrutar cada experiencia.

Poder disfrutar de los recuerdos de la vida es vivir dos veces.”  Marco Valerio Marcial

Anuncios

Deja un comentario