Noticia

FADEP exige a la Asociación de Maestros que «haga público de inmediato Convenio Colectivo negociado con el Departamento de Educación

 El Frente Amplio en Defensa de la Escuela Pública (FADEP) le exige a la Asociación de Maestros – Local Sindical que «haga público de inmediato el supuesto Convenio Colectivo negociado con el Departamento de Educación y abra el proceso a una verdadera participación democrática del magisterio».

El domingo 10 de julio, a sólo horas de que entrara en vigor la veda electoral, se anunció en las redes sociales que habían firmado un acuerdo con el Departamento de Educación a ser ratificado por el magisterio.

El FADEP acusa al liderato de la Asociación de Maestros de «firmar una apariencia de convenio con el patrono a espaldas del magisterio con el único propósito de poder cobrarle las cuotas a los maestros y maestras».

«Tal y como habíamos anticipado, la Asociación patronal ha firmado un convenio espureo sin conquistas relevantes para los educadores para poder cobrar las ansiadas cuotas- denunció la organización que esta compuesta por la Federación de Maestros, UNETE, EDUCAMOS y Educadores Puertorriqueños en Acción. Son más de $5 millones de dólares anuales de cuotas lo que está en juego y sabíamos que para obtenerlas venderían al magisterio. ¡Que «casualidad» que firmaran este acuerdo en el último momento»!

La propuesta de Convenio Colectivo no contiene beneficios económicos, pues la ley 66 prohíbe negociarlos antes de junio de 2017. Esto sin considerar los posibles efectos de una Junta de Control Fiscal

«En los aspectos no económicos tampoco obtuvieron nada- señaló el Frente -No está claro que provea un procedimiento de quejas y agravios serio. No dice nada de las evaluaciones de los docentes, la cantidad de estudiantes por salón, los planes de privatización de escuelas, la inclusión de los cursos de Bellas Artes, Salud y Educación Física, la restitución de los períodos de 50 minutos por clase, el periodo institucional para la preparación de los maestros, los procesos de traslados por petición, los nombramientos de sicólogos, consejeros escolares y trabajadores sociales, los cierres y reconfiguraciones de escuelas y otras demandas fundamentales. Pretenden que el magisterio ratifique un convenio sin sustancia, solo para garantizarles el cobro millonario de cuotas.

«Todo ha sido un proceso anti-democrático. La propuesta de convenio que le entregaron al patrono la redactaron un puñado de ejecutivos de la Asociación sin la consulta, ni participación de la matrícula que alegan representar. Nunca se le dio acceso a los maestros y maestras a las propuestas. Es increíble, el patrono las tenía pero el magisterio, a quien ellos se supone representen, no.

A más de una semana del acuerdo, los maestros y maestras no han sido informados sobre las cláusulas firmadas a sus espaldas por la Asociación de Maestros- Local Sindical- explicó el FADEP.

El Departamento de Educación modificó su calendario de inicio de clases «con el propósito de proveer el tiempo apropiado para que el personal docente realice el proceso de ratificación del nuevo convenio en Asamblea», según se lee de una comunicación a toda la comunidad escolar, firmada por el Secretario Rafael Román. Esto, denota un claro contubernio entre el patrono y el supuesto representante exclusivo, donde se pretende iniciar el semestre escolar con un convenio «a la trágala», para que los docentes no puedan ponderar, ni analizar el mismo.

El FADEP exigie a la Asociación «que cumpla con sus representados mediante la Ley 333, revele inmediatamente lo negociado y explique su incapacidad para defender los derechos de los educadores y obtener verdaderas conquistas. Durante las elecciones sindicales prometieron que conseguirían justicia y dignidad para los maestros pero decidieron proteger sus beneficios como ejecutivos y han vuelto a entregar los derechos de los educadores».

El FADEP exhortó al magisterio a «no ratificar el convenio de mentira que pretende imponer la Asociación de Maestros- Local Sindical y exigirle que, tras un verdadero proceso de participación democrática de los maestros y maestras, regresen a la mesa de negociaciones a defender de verdad las aspiraciones y demandas de los educadores, incluyendo los reclamos de los docentes del país».

«Rechazamos que se quiera usar al magisterio como un simple instrumento para enriquecer más a una organización y un liderato que hace tiempo dejó de vivir las condiciones que nos afectan a la clase trabajadora y tienen como una de sus prioridades preservar sus privilegios- finalizó el FADEP.

 

 

 

 

 

Anuncios

Deja un comentario