Anuncios

El Zoo es un centro de educación e investigación

La Fundación Salvemos el Zoológico Dr. Juan A. Rivero denuncia un mar de mentiras y difamación al Zoológico de Puerto Rico. Organizaciones de activistas que están con una agenda de cerrar todos los zoológicos a nivel mundial buscan difamar la imagen de esta institución con el fin de clausurar este centro de investigaciones científicas y educativo. Lynette Matos presidenta de la fundación indico “Los animales en el zoológico están en buenas condiciones y es triste ver que noticias viejas se utilicen para seguir haciendo daño al único zoológico de Puerto Rico, y se esté dando información errónea de la realidad del zoológico, como puertorriqueños debemos creer en nosotros mismo y dar todo nuestro esfuerzo en que mejore esta institución ¿Por qué creer que los santuarios de Estados Unidos que no tienen regulaciones del USDA pueden hacerlo mejor? Nosotros lo podemos hacer de la misma forma que lo hizo el Dr. Rivero cuando comenzó con voluntarios y donaciones.”

Los animales mueren por vejez o por algunas complicaciones inesperadas y que es algo que sucede en todos los zoológicos del mundo. El pasado 30 de noviembre falleció una cebra por unas cuestiones médicas, que no tenía nada que ver con el cuidado de ella. Fueron complicaciones inherentes a los equinos. Y se hizo una necropsia. Se hace investigación, una necropsia, y se entierro.

La Fundación a comenzado conversaciones con la Oficina de la Primera Dama, y directo con el mismo Gobernador Ricardo Rosselló para unir esfuerzos por el Zoológico de Puerto Rico. Matos enfatizo “si alguien comete maltrato o negligencia con cualquier animal que le caiga todo el peso de la Ley, en Puerto Rico existe la Ley 154 que trata sobre el maltrato y negligencia a los animales y que las entidades correspondientes investiguen cualquier situación, somos claros al decirle NO al maltrato y NO al traslado de Mundi, ni de ningún otro animal en nuestro centro educativo.”

Desde el mes de agosto de 2018 trabajamos dentro del Zoológico de Puerto Rico, limpiando áreas verdes, restaurando verjas, arreglando el estacionamiento, verificando las plantas eléctricas que están fuera de servicio, solicitando entidades que ayuden con las mejoras al parque, limpiando la fosa del rinoceronte entre otras ayudas que continúan ofreciendo con un gran equipo de voluntariados. A su vez se espera por el dinero de FEMA por los daños causados por el Huracán Irma y María, que a causa de esos huracanes es que el zoológico no ha podido re abrir sus puertas al público. Actualmente el Zoológico cuenta con todas las licencias que le requieren a un santuario en Estados Unidos, los santuarios no son regulados por la USDA, la licencia que ellos otorgan es cuando se exhiben animales. La licencia del USDA no fue quitada al Zoológico a causa de los daños por los huracanes la misma no ha sido renovada, se solicitara la renovación al momento que se corrijan los daños.

Los señalamientos fueron corregidos, hay personas señaladas en el informe que ya tampoco trabajan en el parque. Si el señalamiento no se repite en la próxima inspección es porque el mismo fue corregido. Una inspección federal llega sin avisar y si en ese momento el veterinario no había descartado los medicamentos vencidos pues te señalan: Tiene medicamentos vencidos pero eso no quiere decir que esos medicamentos vencidos fueran suministrados a los animales.

Esta noticia sobre maltrato es clara cuando menciona informes del año 2014 que ya habían salido a la luz pública, Lynette Matos culmino mencionando “es de suma importancia que el zoológico tenga un veterinario que atienda los animales a tiempo completo es la necesidad primordial y de mayor importancia que existe en este momento”.

La situación va mucho más allá esto está afectado la salud de los mismos empleados del Zoológico y de sus familias. Hay empleados que tienen sus hijos en la escuela y este tipo de noticias propicia entre los jóvenes el bullying por ser hijos de empleados del Zoológico, algunos de estos estudiantes han sido tan lastimados con todo esto que se rehúsan a diario hasta a asistir a las escuelas por no escuchar los improperios de sus compañeros sobre el lugar donde trabajan sus padres.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: