Anuncios
Noticia

Enmiendas al código de incentivos discriminan contra entidades sin fines de lucro

El Senador José Nadal Power denunció hoy que enmiendas al código de incentivos que establecen un mecanismo para canalizar donativos a entidades sin fines de lucro excluye a decenas de organizaciones cívicas de Puerto Rico de la posibilidad de recibir fondos privados.

“Los donativos a entidades no gubernamentales que por ley se le requerirá hacer a los individuos con decretos contributivos bajo la Ley 22, ahora solo podrán hacerse a través del gobierno y a entidades que hayan sido certificadas previamente por la legislatura. En Puerto Rico no todas las organizaciones solicitan fondos legislativos, muchas quieren ser autosuficientes, y por ello ahora se les negaría la posibilidad de que cientos de inversionistas residentes en la isla puedan enviarles los donativos que se les requieren por ley”, sostuvo el Senador.

“Estas enmiendas tendrían como resultado que los políticos y el gobierno decidan a dónde pueden llegar donativos privados para cientos de entidades que le sirven bien a Puerto Rico. Decenas de ellas están registradas bajo la sección 501 del código de rentas internas federal y no necesariamente están registradas en la Comisión de Fondos Legislativos de Impacto Comunitario (antes conocida como Comisión de Donativos) porque no han interesado solicitar fondos a la legislatura”, manifestó Nadal Power.

El Senador explicó que en el propuesto Código de Incentivos, permanece la obligación de los individuos con decretos bajo la Ley 22 donen un mínimo de $10,000 al año a entidades sin fines de lucro. “Aplaudo que permanezca la obligación de donar, pero no puede permitirse que sea el gobierno el que reciba el donativo y lo envíe solo a organizaciones de la lista que controla la legislatura. La Comisión de Fondos Legislativos ha mejorado sus procedimientos gracias una nueva ley que la regula, pero debemos recordar que no todas las entidades bonafideson parte de su sistema de donativos”, dijo Nadal Power.

“Las enmiendas además crean más burocracia, ya que en vez de obligar a la Oficina de Exención Contributiva a fiscalizar que se hagan los donativos, establece un procedimiento innecesario bajo el cual dicha Oficina recibe los donativos para luego remitirlos a las organizaciones que cada año se certifiquen por la legislatura. Esto crea control del gobierno a los donativos y más burocracia”, finalizó diciendo Nadal Power.

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: