Noticia

Trasladan especie en peligro de extinción a Puerto Rico para recibir ayuda

Anuncios

Una pequeña manatí encontrada en aguas de Panamá, fue trasladada el pasado sábado al Centro de Conservación de Manatíes de Puerto Rico (CCMPR) del recinto de Bayamón de la Universidad Interamericana de Puerto Rico (INTER) para ser asistida en su posible recuperación y eventual liberación. La cría fue rescatada por ciudadanos panameños el pasado 27 de enero en la costa Abajo de Colón, un área cercana al Canal de Panamá. El animal, cuya especie está en peligro de extinción, requería de cuidados especializados que por el momento no se brindan en Panamá y que el CCMPR a través de la Red Caribeña de Varamientos brinda desde 1989.

Según explicaron las autoridades panameñas, el hallazgo del mamífero marino de la especie Trichechus manatus es uno inusual. Aunque anteriormente se han encontrado varados algunos miembros de esta especie, ésta es la primera vez en décadas que recuperan una cría.

El traslado de la pequeña manatí denominada Moana a suelo puertorriqueño fue parte de un esfuerzo colaborativo en el que participaron entidades públicas y privadas de Estados Unidos, Panamá y Puerto Rico entre las que se encuentran, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos (USFWS por sus siglas en inglés), el Departamento de Estado Federal, la Embajada de los Estados Unidos en Panamá, la Cancillería panameña y el Ministerio de Ambiente de Panamá (Miambiente), el Departamento de Recursos Naturales de Puerto Rico (DRNA), la INTER, el CCMPR, la Clínica veterinaria Mercyvet ubicada en Panamá y Heliservice SA. La colaboración de estos tres países para el traslado, la rehabilitación y liberación de esta manatí supone un gran paso en la conservación de uno de los mamíferos marinos más amenazados en el mundo.

El Servicio de Pesca y Vida Silvestre está orgulloso de haber podido colaborar con la relocalización de Moana como parte de los esfuerzos de su rehabilitación”, dijo Edwin Muñiz, Supervisor de Campo de la Oficina del Caribe en Puerto Rico. “Esta especie se ha estado recuperando dentro de su categoría de especie en peligro de extinción, y continuaremos colaborando para conservar y proteger la vida marina y sus hábitats para el beneficio de todos”, reiteró.

Junto a Moana viajó la veterinaria de Costas y Mares de Miambiente, Lissette Trejos Lasso y tres voluntarias. El pequeño sirenio de un mes de nacida fue recibida en el aeropuerto Fernando Ribas Dominicci por el doctor Antonio Mignucci, catedrático de Ciencias Marinas del mencionado recinto universitario y director del CCMPR, por José Cruz y Javier Pacheco del USFWS y por el Vigilante Domingo Leduc del DRNA. También estuvieron presentes técnicos del CCMPR quienes le realizaron las primeras pruebas de rigor al pequeño animal marino.

Tras su rescate, la salud de Moana era delicada, explicó Trejos Lasso. La veterinaria a cargo anteriormente de Moana declaró «Moana se estabilizó en Panamá con la guía del CCMPR y los doctores Mignucci y Leslie Cabrias, pero su verdadera rehabilitación ocurrirá ahora en el CCMPR, con su vasta y larga experiencia con cachorros de manatí”, indicó.

De recuperarse exitosamente, se espera que Moana sea liberada en aguas panameñas. Según detalló el doctor Mignucci, un experto con 30 años de servicios en la recuperación y rehabilitación de estas especies marinas, el procedimiento para devolver a Moana al mar conllevará un proceso de cuidados y preparación de aproximadamente dos años. “En estos momentos iniciamos la primera fase de estabilización y cuidado del cachorro, alimentándola con una fórmula especial de leche. De ahí pasaremos al destete y cambio de dieta de leche a dieta vegetal, para entonces introducir la alimentación a plantas acuáticas y yerbas marinas. Para culminar, la manatí debe adquirir un peso de unas 500 a 700 libras a sus tres años de edad. De ocurrir de manera favorable estas etapas, Moana estará lista para su liberación”, afirmó.

Por su parte, el ministro de Miambiente, Milciades Concepción, destacó el trabajo realizado por los funcionarios del ministerio y los aliados estratégicos que se sumaron al cuidado y rescate de Moana, como especie en amenaza, acción que constituye uno de los objetivos que sigue esta administración y el Gobierno Nacional de garantizar la conservación de la biodiversidad nacional y sobre todo de la vida silvestre en su medio. Así mismo agradeció la disposición de la Universidad Interamericana de Puerto Rico para recibir a este manatí en sus instalaciones.

Para el presidente de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, el licenciado Manuel J. Fernós poder colaborar con Panamá en este esfuerzo por conservar una especie que es parte de su fauna y su medio ambiente resulta una extraordinaria oportunidad para desarrollar nuevos proyectos colaborativos entre ambos países a través de la academia y el estado. “En Puerto Rico ya tenemos 30 años de experiencia trabajando con esta especie. Nuestro Centro de Conservación de Manatíes es una entidad líder educando, investigando y rehabilitando sobre esta especie en amenaza. Tenemos una ventaja adicional y es que nuestra universidad cuenta con un centro de estudios en la Ciudad del Saber en Panamá lo que facilitará cualquier proyecto colaborativo futuro”, indicó.

Anuncios
Anuncios